¿Qué es el contrato de la Alta Dirección?

Alta Dirección

Ante de definir este contrato, estableceremos qué se considera por personal de Alta Dirección, para que la aplicación de dicho contrato se efectúe siempre con aquellos trabajadores que se encuentran en esta situación.

Son aquellos trabajadores que ejercitan poderes inherentes a la titularidad jurídica de la empresa, y los relativos a los objetivos generales de la misma con autonomía y plena responsabilidad sólo limitadas por los criterios e instrucciones directas emanadas de la persona o de los órganos superiores de gobierno y administración de la Entidad que respectivamente ocupe aquella titularidad.

Mencionamos este tipo de contratos debido a su particularidad, pues está considerado por el Estatuto de los Trabajadores como relación laboral especial, es decir, un tipo de relación laboral que requiere de una regulación específica. (Fuente Dirección General de la Pyme)

  • El contrato de la Alta Dirección se formalizará por escrito, en ejemplar duplicado, uno para cada parte contratante. En ausencia de pacto escrito, se entenderá que el empleado es personal de alta dirección cuando se den los supuestos del artículo 8.1. del Estatuto de los Trabajadores y la prestación profesional se corresponda con la que define el artículo 1.2. del Real Decreto 1382/1985.
  • Decir que podrá concertarse un período de prueba que en ningún caso podrá exceder de nueve meses, si su duración es indefinida. Transcurrido el período de prueba sin que se haya producido desistimiento, el contrato producirá plenos efectos, computándose el tiempo de los servicios prestados en la antigüedad del trabajador en la Empresa.
  • El contrato de trabajo tendrá la duración que las partes acuerden.
  • La jornada, horarios, fiestas y permisos, así como para vacaciones, será el fijado en las cláusulas del contrato, en cuanto no configuren prestaciones a cargo del empleado que excedan notoriamente de las que sean usuales en el ámbito profesional correspondiente.
  • La duración se pacta entre las partes. No hay límite establecido.
  • Si el contrato lo extingue el directivo por voluntad propia, debe avisar con al menos 3 meses de antelación. El preaviso se puede llegar a ampliar hasta a 6 meses. Esta misma antelación se requiere en caso de que sea el empresario el que finalice el contrato.
  • La indemnización que le corresponde al personal de alta dirección es de 7 días por año trabajado hasta un máximo de 6 mensualidades. Si el despido es improcedente, deberá recibir la cantidad que se hubiera pactado por contrato. En caso de que no figure esta cantidad, le corresponderán 20 días por año trabajado hasta un máximo de 12 mensualidades.

Importante mencionar, puesto que muchos de estos profesionales son contratados y se desplazan al exterior, que no son aplicables en la retención de sus nóminas exenciones como el 7p. En este caso el Tribunal Supremo considera que los administradores de una sociedad con la que han suscrito un contrato laboral de Alta Dirección, tienen un vínculo con la sociedad exclusivamente mercantil, pues su puesto supone el desempeño de actividades de dirección gestión, administración y representación de la sociedad y por lo tanto no es aplicable tal exención.

Para cualquier duda que tenga con sus trabajadores contratados bajo esta modalidad, puede contactar con nuestros profesionales en el teléfono 93 872 69 44 o en el 91 278 31 94, así como en el correo info@gmintegrarrhh.com .