La jornada especial de verano

jornada intensiva de verano

El artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores es el encargado de recoger toda la regulación sobre la jornada de trabajo. Sin embargo, no se hace mención a la jornada intensiva de verano. Es más, podemos decir que no existe este término en esta fuente de ley.

La jornada intensiva en verano viene regulada por muchos Convenios Colectivos que establecen, durante el periodo estival, una jornada intensiva cuya duración variará en cada caso. Suele durar los meses de julio y agosto, pero en muchas empresas llega desde junio a mediados de septiembre.

La jornada intensiva de verano suele consistir en concentrar las horas de trabajo normalmente en horario de mañana, así como en reducir la misma, habitualmente en una hora. En aquellos sectores en los que por convenio colectivo no viene establecida la jornada intensiva de verano, puede pactarse entre empresa y trabajadores la distribución irregular de la jornada a lo largo del año, es decir, durante el año trabajar un poco más de las 8 horas diarias, para poder reducir la jornada diaria en los meses de verano, de este modo al final del año se habrá completado toda la jornada máxima legalmente establecida.

Recordar que la jornada intensiva de verano no afectará nunca al salario ni a la cotización del trabajador, ya que esas posibles horas de menos que realiza el trabajador durante el periodo estival, han sido compensadas el resto del año.

Para cualquier duda o aclaración puede contactar con nuestros asesores en el teléfono 93 872 69 44 o en el 91 278 31 94.