La regulación del IRPF en nuestra nómina al comienzo del año

Laboral. Porqué se producen variaciones en el IRPF de nuestra nómina.

Al iniciar un nuevo año, son muchos los trabajadores que ven cómo su salario se ha reducido o aumentado en el mes de enero, por los cambios producidos en la retención del IRPF. Todas las empresas están obligadas a realizar dicha retención en la nómina de sus empleados, en base a los índices que marca la Agencia Tributaria en sus tablas.

La empresa debe calcular el importe del salario bruto que el trabajador debe pagar a Hacienda en concepto de IRPF, y se lo va descontando de la nómina mes a mes. Esto se puede realizar de forma prorrateada, entre las 12 o 14 pagas salariales, o puede aplicar un porcentaje menor del que corresponde los primeros meses del año y luego ajustar el porcentaje elevándolo los meses finales, o viceversa.

También hay que tener en cuenta que si se han producido cambios en la situación personal del trabajador como un aumento de sueldo, el nacimiento de un hijo o la apertura de un plan de pensiones, estas circunstancias pueden hacer que el tipo de retención que se aplica, pueda variar.

En cualquier caso, lo que sí deben hacer las empresas, porque así están obligadas por la normativa, es descontar correctamente el importe anual del salario bruto del trabajador que debe pagar a la Administración Tributaria, de tal manera que en el conjunto del año hayas pagado lo que corresponde.

Será en la campaña de la Declaración de la Renta cuando se ajusten todos estos importes, si es que has pagado de más o de menos durante el año, y se regularice así correctamente la situación.

Existen 3 factores a tener en cuenta para calcular el porcentaje de IRPF.  La combinación de estos factores va a determinar la retención que se aplica al trabajador.

  • Previsón de ingresos anuales

Previsión de los ingresos anuales que el trabajador va a tener, incluidas las posibles variaciones en el salario como: salario en especie, actualización de salario, comisiones, horas extras…

  • Situación familiar

La situación personal de cada trabajador (si tiene hijos, si es discapacitado, si está casado…) por lo que el trabajar al inicio de cualquier relación laboral o cuando su situación personal varíe deberá comunicarlo a la empresa mediante el Modelo 145.

  • Fecha de inicio y finalización del contrato (en caso de contratos temporales).