El “paro” de los autónomos. Prestación por cese de actividad

cese de actividad

Recientemente se recogía en algunos medios que únicamente un 43% de los trabajadores autónomos que cotizan por el cese de actividad acaba cobrándolo. Se apunta a que es debido a los “estrictos” requisitos que estos trabajadores deben acreditar para acceder a dicha prestación.

Pero, ¿Qué es exactamente la prestación por cese de actividad?

De acuerdo con la Ley 32/2010, de 5 de agosto, los trabajadores autónomos cuentan con un sistema específico de protección por cese de actividad. Esta protección comprende el abono de una prestación económica mensual por cese de actividad y la cotización a la Seguridad Social por contingencias comunes.

Además esta prestación se completa con acciones de formación e inserción laboral para facilitar su reincorporación al mercado de trabajo.

El problema para su uso, viene normalmente en los requisitos necesarios para poder recibir dicha ayuda. Lo más importante es que el autónomo debe ser trabajador autónomo comprendido en el Régimen Especial de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos (RETA), a lo que se suma:

  • Estar afiliado y en situación de alta en la Seguridad Social, tener cubiertas las contingencias profesionales y estar al corriente en el pago de las cuotas de Seguridad Social.
  • Contar con un período mínimo de cotización por cese de actividad de doce meses continuados e inmediatamente anteriores al cese, siendo computable el mes en que se produzca el hecho causante del cese de actividad.
  • Que el cese en la actividad desarrollada por el trabajador se deba a motivos económicos, técnicos, productivos u organizativos, causas de fuerza mayor, pérdida de licencia administrativa, violencia de género, divorcio o acuerdo de separación matrimonial y sea debidamente justificado.
  • Suscribir el compromiso de actividad para el mantenimiento de la prestación a fin de realizar las actividades formativas, de orientación profesional y de promoción de la actividad emprendedora.
  • No haber alcanzado la edad ordinaria de jubilación, salvo que no tuviera acreditado el período de cotización requerido para ello.

La solicitud de prestación por cese de actividad será presentada ante la Mutua con la que el trabajador tenga cubiertas las contingencias profesionales o ante el Servicio Público de Empleo Estatal si están cubiertas por el INSS, antes del último día del mes siguiente al que se produjo el cese de actividad.

Con carácter general el período de disfrute de la prestación se calculará en función de la edad y los períodos cotizados por el trabajador dentro de los 48 meses anteriores a la situación legal de cese de actividad. La cuantía de la prestación será del 70% de la base reguladora, calculada según el promedio de las bases por las que el trabajador hubiera cotizado durante los 12 meses anteriores a la situación legal de cese de actividad.

Para cualquier duda o aclaración, puede contactar con nuestros asesores en el 93 872 69 44 o en el 91 278 31 94.